amazon

viernes, 27 de abril de 2012

Exposición 1


La exposición
Las fotografías deben estar siempre correctamente expuestas, usted querido lector se preguntará,  ¿Qué es esto de la exposición?, la respuesta es simple, la exposición correcta es aquella que reproduce con exactitud todos los matices de la escena fotografiada, incluyendo un equilibrio entre todos los elementos independientemente de la tonalidad de los mismos, a las imágenes incorrectamente tomadas las incluimos en dos categorías. Las subexpuestas que no tienen  la suficiente luz y por tanto son  oscuras y las sobre expuestas, que son el caso contrario, hay excesiva luz en la toma y por tanto están como “lavadas” o muy claras.



La exposición “correcta” se logra con una combinación entre el diafragma y la velocidad de obturación que permita a la cámara captar con relativa exactitud  la mayor cantidad de detalles posibles en la escena seleccionada.
La pregunta más  común entre quienes comienzan en el camino de la fotografía trata de cual es la combinación perfecta de abertura y velocidad para lograr la imagen perfecta. La respuesta a esta interrogante es difícil, pues tal combinación perfecta no existe, estos valores (en modo manual) son combinados según la preferencia del fotógrafo, es decir que a veces se transgrede la norma para lograr ciertas imágenes. Sin embargo los fabricantes han intentado resolver eso por medio de los programas automáticos que posee cada equipo, por ejemplo, en el modo automático.




Donde se manejan unos valores estandarizados 1/60 Seg con F 5.6, es decir, una velocidad media, el único problema de la combinación es que los resultados son igual de medianos.
Estos automatismos donde la cámara decide los valores funcionan correctamente cuando las condiciones de luz ambiente son casi perfectas, pero cuando en la imagen existen variables en cuanto a la iluminación de algunos elementos surgen los problemas de exposición.
Sin embargo hay maneras de establecer una correcta exposición, una de ellas es en principio seleccionar la hora “perfecta” para realizar la toma fotográfica, pues aún tomando las medidas de diafragma y velocidad correctas, la imagen no siempre es buena pues la hora escogida no es la mejor.
En el ejemplo siguiente vemos la misma imagen tomada el mismo día, solo que a horas distintas y vean como cuando cambia la posición del sol, y con ella la iluminación de todo el espacio, cobrando vida este árbol, pues por el tono en que está pintado resalta entre todo lo que lo rodea, haciendo la imagen más interesante




.
Por supuesto nunca debemos olvidar que la primera norma al hacer fotografías es nunca dejar que el sol esté frente a nosotros, siempre atrás del fotógrafo pues de otra manera tendremos un contraluz, ya que la cámara siempre registrará las altas luces y las bajas las dejara de lado.
Otra manera es la de seleccionar el área de la imagen adonde la exposición esté en un punto medio.


Tal y como vemos en la imagen arriba de estas líneas, el fotógrafo tomó como referencia la parte más iluminada por el sol, que en esté caso fue el reflejo sobre las estatuas, lo que permitió que la fotografía tuviese todos los elementos en tono, con un cielo azul típico del mar que va desde el azul profundo de las alturas hasta uno muy claro en la línea del horizonte, permitiendo además que se vean las montañas y el mar al fondo.
Siguiendo estas instrucciones podremos tener imágenes como la que mostraremos a continuación.



Un atardecer a la orilla del lago de Valencia, donde el contraste del verde del pasto, muy iluminado por el sol en contraposición de un cielo que anuncia lluvias, adonde, además encontramos dos arboles secos a la orilla del agua constituye una imagen con mucha fuerza pero adonde solo con un poco de paciencia todos podemos llegar a realizar esta fotografía sin ser profesional ni tener el gran equipo.

Un caso menos excepcional, una escena tradicional, en esta imagen el fotógrafo tomó como medida la piel de los tamboreros para calcular su exposición, fíjese que el poco cielo que se puede observar en la escena está sobreexpuesto, sin embargo la imagen no pierde nada de su fuerza puesto que la expresión de los sujetos principales es el punto central de la fotografía, y el haber tomado nuestra medida en ese sitio nos permite observar la variedad cromática de la escena, si hubiésemos utilizado un flash la imagen perdería naturalidad.


En esta imagen estamos en presencia de una incorrección-correcta, es decir, que la norma nos dice que no deberían ser tomadas en esta manera, a contraluz, pero en esta situación, el misterio que la envuelve resuelve muy bien la escena de alguien preparándose para lanzar un cohete, la medida de la imagen está hecha en el foco que está tras el sujeto de nuestra fotografía, note  como se detallan los faroles pero solo vemos la silueta de nuestro personaje, este es otro ejemplo de cómo el uso del flash en ciertas situaciones no es conveniente pues “contaminan” una imagen.

Esta fotografía mucho más cercana a nosotros (los padres) fue tomada midiendo la luz de las velas para aprovechar su amarillento reflejo en la cara de la cumpleañera, manteniendo la media luz propia del momento en conjunto con la expresión siempre alegre de los niños cuando soplan las velas de su torta de cumpleaños.
En esta imagen que veremos a continuación la medida fue tomada a la luz de la calle, dejando el interior y sus detalles oscuros, sin embargo este contraluz que pareciera ir en contra de todo lo dicho anteriormente nos funciona perfectamente con lo que queremos expresar en la imagen.


 Continuara...

José Ramón Briceño, 2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por http://threeway.es/

5 comentarios:

  1. Cómo mido la exposición en un equipo compacto?? Yo uso el Ojo por ciento....jajjaja

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado, ¿son tuyas las fotos?

    ResponderEliminar
  3. Fotógrafo Madrid, si, son mías todas las fotos de este y de la mayoría de los post, este manual anda buscando editor para ser impreso, muchas gracias por tu comentario

    ResponderEliminar