amazon

lunes, 19 de marzo de 2018

Arte y política



El siglo XXI ha traido consigo muchas cosas buenas y otras no tanto, entre esas tantas buenas nos ha dado este servicio tan interesante y a estas aluras indispensables del internet, por acá no sólo hablamos , tambien nos enteramos de casi todo lo que ocurre en el mundo, bueno, tampoco de todo pues eso tambien dependerá de cuales sean nuestros intereses y con ello así será lo que veremos en las pantallas de los dispositivos . Ahora bien,  esa misma bondad del internet tambien es una suerte de maldición ya que implica la posibilidad de no perdonar ciertos “olvidos” cometidos por quienes hace cualquier actividad, sobre todo en la artística que dicho sea de paso es la que hoy me interesa.

Hace veinte años hacer una exposición era un asunto bastante particular, sobre todo por que los medios de comunicación eran mucho más lentos en reportarlo, no existian tantas posibilidades como hoy día y además sólo era posible sabver a ciencia cierta sobre las muy importantes así que para los artistas en formación siempre era una bendición algún atisbo de “genialidad” que por lo general era perdonada en ciertos circulos cultos. El asunto hoy día ha cambiado, el algunos temas hasta para mal pues con todo el avance de lo digital cualquier hijo de vecino se cree artista y algunos circulos que se presumen de muy cultos, donde hasta existen personas con maestrías,doctorados, posdoctorados y hasta cátedras fijas en muchas universidades, celebran cualquier cosa con bombos y platillos, por lo general privando el asunto político o de conveniencia ideológica como razonamiento para sus loas al “artista”.

El tema viene a colación pues estuve en un seminario donde invitaron a gentes cuyos curriculos deján pálidos a muchos otros (incluyendo al mio claro) , el tema central del evento era la “Disrrupción de la realidad”, baste decir que fui de lo más emocionado pues esa discusión, llevada por tales personajes que aunque desconocidos cuando menos llamaron mi atención dado su curriculo. Las ponencias iniciales giraban en torno al tema de política y arte, todo fue muy bonito hasta la segunda ponencia, una profesora Argentina hizo todo un resumen de las protestas en su país, con el lenguaje típico de “oligarquias, derechas, libertario, capitalismo” y tantos otros vocablos propios de la argumentación político panfletaria, luego vino otra profesora, esta vez venezolana quien habló tambien de actos de calle llevados a cabo por actores (improvisados) durante las protestas del año pasado, aunque por mi sentir personal me gustó algo más esta última , tambien debo decir que me sentí muy incómodo pues creo que la relación entre política y arte tiene otras connotaciones más importantes que el mero panfleto político. La verdad me fui al comenzar la tercera ponencia, una señora guatemalteca que iba a hablar de arte y nuevas tecnologías pero que cuando comenzó a hablar de  los “saberes” ancestrales ya mostraba por donde iría, no soporté más y me retiré , la parte amable es que llevo todo el fin de semana pensando en el tema y ahora genera este texto.

El arte para existir debe ser un reflejo del pensamiento de su autor, así mismo tambien ha de exigir como regla minima no nsólo un manejo profundo de la técnica, tambien uhn uso bastante sutil del lenguaje utilizado para su construcción, pues toca subliminar todo el discurso para que quepan (sin tener que explicar mucho) todas esas cosas que se quieren comunicar. El ideario político es parte integral de la personalidad de cada ser humano , sobre todo en estos tiempos enrrarecidos por tanto conflicto, lo crítico está en que todos pretendan convertir una actividad panfletaria en una “obra de arte”, eso es una barbaridad en la que muchos caen, al parecer a nadie le interesa mucho ese asunto de la caducidad del discurso, sobre todo el político cuya fecha de vencimiento está en función del grupo político que detente el poder o en todo caso en el que milite el autor.

Pongamos como ejemplo a DaVinci, él vivió hace más de quinientos años y aún sabemos quien es, la razón es que su ingenio estuvo siempre más allá del asunto político de su época además de su maestría en el manejo de las técnicas que utilizó en todo lo que su vasta inteligencia le permitió hacer, de hecho casi toda la humanidad contemporanea sabe que el pinto “La Gioconda” o “La Monna Lisa” que descansa en un museo de París. Hace unos años leí en alguna parte un estudio que aseguraba que la pintura no es más que una versión  femenina de su autor, claro, mucho más joven y bella de lo que el pudo haber sido, el asunto me dejó con cierta duda y revisando otras bibliografias descubrí que el hombre era homosexual, asunto que de ser publico en su tiempo fácil le hubiese costado caro ya que tengo la impresión de que su gran cliente (el Papa) no se hubiese sentido cómodo trabajando con semejante personaje de gustos no convencionales, así que lo más seguro es que este hombre debe haber vivido una doble vida hasta que su tiempo se terminó.

Esa tesis de que DaVinci se hizo un autorretrato como mujer, que de paso se convirtió en uno de los grandes tesoros de la humanidad, me parece una declaración política inmensa que de paso le ha sobrevivido (y le sobrevivirá) por siglos , si antes lo admiraba , ahora lo hago más, no por homosexual pues creo que en eso no hay mayor crédito , es por haberse burlado de todos los detractores, haber pasado por encima de miles de años de prejuicio y aun hoy sigue burlandose de su media sonrisa desde las paredes del Louvre.
 
Una vez dicho eso, aun me ofende que todavía crean que los panfletos puedan ser considerados arte, que los claustros universitarios todavía crean en las tonterias marxistas para engañar ilusos, que aun con ejemplos tan importantes como el citado que si bien puede ser falso explica bastante bien el asunto de política y arte, aún habiendo tantos argumentos , todavía lo panfletario siga siendo parte del “atractivo” del trabajo de ciertos personajes, sobre todo de los jóvenes que tentados por la facilidad de la herramientas digitales así como del apoyo morbido que dan los patrocinantes políticos terminan matando su talento en pos de una gratificación que al final lo anulará en pro de aquel otro artista que usa el talento para construir mundos posibles, denunciar su inconformidad y hasta compartir sus dudas sin recurrir a eso tan feo del panfleto.

Recordemos que el arte ha de ser plurisémico, es decir, que cada una de las personas que lo aprecien deben construir una historia diferente,  sin que por ello la imagen (texto, película , obra de teatro, pintura o escultura) pierda sentido así ninguna de esas historias inventadas por el espectador coincida con las intenciones de su autor, sólo cuando la pieza pasa por ese filtro es que puede ser considerada una obra de arte, cualquier otra cosa navega entre la propaganda y el panfleto.
 Profesor José Ramón Briceño
@plurifotos

viernes, 2 de marzo de 2018

Historias en Blanco y Negro, una exposición de fotografos venezolanos en Cancun





No es un secreto para nadie la situación de Venezuela, tampoco que ésta haya  obligado a muchos de mis paisanos a exiliarse por todo el mundo, aunque el fenomeno no es totalmente nuevo pues esto de los exilios voluntarios han sido algo constante desde hace algunos años, en estos ultimos 24 meses se ha vuelto algo masivo por todas las fronteras y de todas las maneras posibles, sin embargo no todo es trágico, los exiliados poco a poco se han ido agrupando en pos de hacer un esfuerzo común que beneficie a los compatriotas que han comenzado desde cero en otras tierras. Hoy tengo el placer de presentar en mi blog la iniciativa de un puñado de emprendedores que con el apoyo de la Casa Club Venezuela en Cancun (México) han lohgrado tener un espacio propio en aquella locación donde mostrar su trabajo de manera colectiva, aunque esta es la segunda ocasión de tal evento, es la primera vez que lo presento en mis redes



El 25 de febrero del 2018 se Inauguró en la ciudad de Cancun, la muestra de fotografía “Historias en Blanco y Negro”,  la misma fue realizada por fotógrafos venezolanos residenciados en la Riviera Maya  en La Casa Club Venezuela. Fue coordinada por Beatriz Nones  con la participación de fotógrafos profesionales y amateurs con la intención de motrar el trabajo de los venezolanos residentes  en esta hermosa zona del sur Mexicano.  Los participantes son: Agustín Ascanio, Beatriz Nones, Cesar Marchan, Diego Castaño, Elena Negrette, Hailing  Rodríguez, Juliana Pimentel, Mario Arbeláez y Vanessa Francisco. Esta es la segunda vez (La primera fue en el año 2017)  que sucede este evento en Cancún ,  ésta vez la convocatoria fue de imágenes  con formato y tema libre pero todas  en Blanco y negro. La Casa Club Venezuela está dirigida por la Sra Lizz Marilyn Torres Leal , quien ha logrado juntar a los venezolanos residentes promoviendo actividades de todo tipo según  las inquietudes y necesidades de esta comunidad en la península de Yucatán. Se manejan chats de grupos por whatsaap y ahora tiene su pag web casa club Venezuela . La actual sede se está vendiendo, el objeto de tal venta no es más que  para mudarse a una más adecuada donde ofrecer una gama más amplia de servicios debido al crecimiento de la  población venezolana en la zona.
José Ramón Briceño
@plurifotos
Te invito a comprar dos textos interesantes en Amazon, para entender un poco más sobre fotografía Monologos fotográficos , textos para entender la fotografía desde otra óptica  
















sábado, 2 de diciembre de 2017

Arte y critica

Cada vez que leo en alguna parte que alguien presenta su foto como una “obra de arte” , así, sin ninguna vergüenza y ni siquiera un titulo que soporte tal pretensión pues algunas veces algo anodino puede ser potenciado con una propuesta estética apoyada por un titulo contundente, sin embargo en la praxis son muy pocos los que hacen tales ejercicios de reflexión, muchos menos son aquellos que lo hacen desde la soberbia de su dominio tecnosófico. Por lo general esa pretendida “obra de arte” es usualmente alguna más del montón infinito de molestia visual que plena las redes sociales y que sumado a la ligereza de algunos medios es presentada y captada de manera errónea por ese 98% del universo humano a quien no le interesa en lo más mínimo nada más complejo que el éxito musical pop de la temporada.

Hace unos dias llegó a mis manos un ejemplar de “Miradas Ajenas”, escrito por mi amigo y colega Wilson Prada, mientras lo he ido leyendo se me ha abierto un nuevo panorama en cuanto a investigación y gracias a él me topé con un comentario que parece ser la piedra angular de cualquier razonamiento que se puede emprender contra o a favor de la critica. Debo admitir que hacia rato que no leía nada sobre fotografía ya que hace años decidí que hacer énfasis en asuntos tecnosóficos no tiene sentido si la búsqueda es puramente estética así que encontré en la literatura un buen punto de inicio para este replanteamiento personal, sin embargo al abordar el texto de Prada , que a pesar de lo denso y algo caótico se empeña en hacer una apretada síntesis de la evolución de la fotografía desde su inicio como reflejo (pretendido) realidad hasta la herramienta de sublimación de la imaginación que actualmente es.

Una de las grandes discusiones alrededor de la apreciación de la imagen esta conformado en torno a la critica, es normal que todos los que pretendemos hacer vida artística siempre tropecemos con la piedrade la critica que algunas veces hace mucho bien y otras , todo lo contrario, además tengo la impresión de que esa critica es algo bipolar y depende de algunos parámetros complicados de explicar y que por lo general parecen estar construidos solo para hacer que los que ejercen eso no se vean tan mal. Leyendo el libro que les comenté linea arriba me encontré con una cita que ilustra muy bien lo que quiero decir y dice así “...les arrojé a la cabeza los portabotellas y el urinario como provocación , y ahora resulta que admiran su belleza.” (pag. 60), esta cita era de Marcel Douchamp quien en una correspondencia a un amigo le hace ese comentario. Todos hemos leído alguna vez sobre aquel urinario que en la década de los setenta sacudió la conciencia de los artistas y en conjunto con la fusión de varios movimientos artísticos son la base formal de lo que han dado en llamar “arte contemporáneo” , esa visión de que si se conceptualiza bien algo, cualquier cosa podrá ser considerada arte.

Este ultimo precepto tan mal utilizado por las masas, amparado en el reflejo repetitivo e que si alguien puede y la critica lo apoya, de seguro te van a apoyar a ti, lamento contradecir a quien así piense, no todos somos Marcel Douchamp, ni la critica tendrá a bien defender cualquier cosa con tal de no verse ultrajada por algún desplante, quizás si lo del urinario lo hubiese hecho cualquier otro de seguro no pasaba de ser alguna pataleta de cualquier inconforme pero como fue LA PATALETA de un gran inconforme pues la critica lo único decoroso que pudo hacer fue defenderla y convertirla en un icono así de seguro todos lo seguirían tal como ha sucedido durante los últimos cuarenta años y que gracias al trabajo de mi amigo Prada he podido constatar no solo que la pretensión de originalidad es un esfuerzo vano, también que muchas de mis creencias (y las de muchos) están basadas en una farsa que fuerza de repetirse se ha transformado en una teórica verdad de la que muy pocos son capaces de dudar (en publico al menos) y que demuestra cuan poco firme es la “infalibilidad” de la critica que con ese tropiezo de Douchamp ha arrastrado a tantos por el mismo desfiladero, aunque sin tanta elegancia como lo hizo aquel maestro.
José Ramón Briceño, 2017

@plurifotos

Nota: El libro de Wilson Prada lo pueden solicitar en su sitio de facfebook Prada escuela de fotografía . 
Si te agradó el post te ruego hagas click en los anuncios de este blog y así colaborar con su mantenimiento.



miércoles, 1 de noviembre de 2017

Fotógrafo o fotografiante?



Luego de muchos años haciendo del oficio de la fotografía una forma de vida que siempre me permitió ganar dinero sin el espantoso incordio de ser un esclavo más del horario de oficina , llega el momento de comenzar a preguntarse cosas pues el futuro ya llegó para mi al menos y se que del otro lado de la pantalla hay lectores que también están pasando por esta etapa reflexiva en torno a lo que se hace , más en virtud de lo que toca hacer de ahora en adelante para ganarse la vida. El asunto no es tan simple, quedamos muchos fotógrafos, sin embargo cada día es menos el espacio con el cual ganar dinero , la prensa ya no contrata fotógrafos para pautas  “menores” esas de todos los días pues el mismo periodista que hace la nota saca de su bolsillo el Smartphone hace la imagen y la envía pronto a la redacción vía internet y listo, muchos puestos de trabajo menos, igual sucede en las instituciones  que antes contrataban personal especializado para cubrir sus propias pautas los smartphones otra vez, el diseñador grafico multi tasking que así como diseña, hace paginas web, es comunity manager, fotógrafo y periodista, eso sin hablar de los novatos de réflex que hacen la cobertura de eventos sociales por tres centavos reduciendo los márgenes de ganancia para todos y en muchos casos hasta haciendo inviables económicamente tales negocios , sobre todo en países donde aun son muy baratos los insumos y equipos (Venezuela no aplica), todos esos argumentos y otros tantos aplican para ir poniendo las barbas en remojo y comenzar a buscar algunos recursos que nos ayuden a sobrevivir pero sobre todo a vender que al final es todo lo que queremos.

Antes de vender toca comenzar a buscar esa opción , el primer sitio donde buscar es en nuestro cerebro , no importa que tengas equipos de miles de euros si tu cerebro no funciona en la longitud de onda debida tendrás el mismo resultado de un novato con tu producto (las imágenes) , si decides que debes hacer fotografías para vender sabes que hay millardos de esas gratis flotando en internet, muchas interesantes otras no tanto pero por gratis tendrán más éxito a nivel de difusión que las tuyas. Lo primero es pensar si eres fotógrafo o fotografiante, el primero es ese que no solo le da una mirada diferente, es además quien imprime a cada una de sus imágenes el “estigma” de su opinión, sentimiento o pensamiento a cada fotografía que hace, por supuesto eso implica pensar muy bien cada una de esas fotografías, ver de cerca lo que se va a trabajar, dejar el impulso mecánico de publicar por as redes cualquier cosa que se toma y hasta quizás volverse algo avaro con eso de mostrar lo que tomamos, todo debe ser muy pensado e incluye hacer amplia investigación sobre lo que se está haciendo en el mundo, asumir los temas de investigación visual desde la propia curiosidad, ni siquiera evitar el lugar común que con no mostrarlo se tiene bastante, recordemos que lo que no se muestra no existe y muy importante, dedicarle bastante tiempo a la edición de cada imagen en la intimidad de tu PC , no quedarse atado al atavismo de los procesos y si puede invéntese uno que lo realmente importante es el producto final no el preciosismo necio de la tecnosofía y si es lo bastante dedicado hasta un móvil aplica para ganarse la vida, claro a nadie le contamos eso, solo hacemos nuestro trabajo y encontramos los canales para la distribución y venta, eso es lo que importa.

En el caso del fotografiante , esos sobran, la mayoría son autómatas del instagram, los que no pues viven atados a los procesos, en muchos casos son preciosistas de imágenes hermosas como jarrones chinos hechos industrialmente, están convencidos de que son unos Cartier Bresson que nadie reconoce , ciertamente hay algunos altamente productivos con sus bodas , bautizos, fiestas que no van a ninguna parte más allá de las quincenas, nunca han sido colgados en ningún museo pero saben al dedillo todas las opciones del Ps o del Ligthroom con fanatismo casi talibanico además claro del orgullo de gastar miles de euros, dólares o lo que sea en equipo de ultima generación (o antiguo, eso dependerá de que tan radical sea) , sin embargo no importa cuanto gaste si ese trabajo no tiene investigación previa, una profunda reflexión y en muchos casos es un medio para compartir su instante anímico , la imagen será una postal más , muy bonita para regalar pero de valor casi nulo en cuanto al destino soñado para todos los que hacemos fotos, ganarnos la vida con ello.

Usted querido lector debería comenzar a pensar si quiere ser fotógrafo o ser fotografiante por el resto de su vida, necesitamos más fotógrafos y menos de los otros.
PD: si te gustó el post, por favor haz click sobre las publicidades , así colaboras en el mantenimiento, nuchas gracias.
te invito a conocer cuales son Las cámaras más vendidas

También puedes comprar mi Manual básico de fotografìa digital
Prof. José Ramón Briceño
@plurifotos