amazon

miércoles, 16 de abril de 2014

Fotografía analógica para NO fotografos

TALLER NI P*** IDEA
INTRODUCCIÓN A LA FOTOGRAFÍA ANALÓGICA EXPERIMENTAL Y LOMOGRAFÍA
Aprende las posibilidades que te ofrece la fotografía analógica. Largas o dobles exposiciones, ¿qué es eso?, el rollo ¿cómo lo pongo? , ¿Película ISO 100 o 400? y un largo etcétera de preguntas que van surgiendo, y no tienes ni P*** idea, si alguna de estas dudas ha cruzado tu cabeza al tomar tu cámara analógica, este taller es para ti, aprende a usarla y a sacarle el mejor provecho!
Dirigido a: Personas con o sin conocimientos fotográficos, estudiantes de diseño, comunicación social, artistas, diseñadores o simplemente a personas que quieran divertirse.
Dictado por:
Prof. José Briceño, premio UC 2001, Bienal de fotografía 2006, periodismo educativo UPEL 2010, y titular de la catedra de fotografía de la Escuela de Artes Visuales Rafael Monasterios ,
@plurifotos,
clasesdefoto.blogspot.com
Contenido:
Fotografía y Lomografía, primas cercanas
 La cámara, tipos de cámaras analógicas, ópticas, flash, obturación y diafragma (exposición)
Películas (rollos), ISO, uso y abuso según las capacidades de la cámara
Color, B/N
La luz y sus posibilidades
Hacer fotos analógicas
Procesado y nociones del post procesado de los negativos

El taller incluye:
·         Clase teórica
·         Clase Práctica (paseo fotográfico - lomowalk).
·         Clase de culminación y revisión de resultados.
·         01 Rollo de película a color.
·         01 Revelado y digitalizado (CD con tus fotos).
·         01 Bolso tote para llevar tu cámara, notas, etc.
·         01 Guía de estudio.
·         10% de descuento en nuestras cámaras y productos lomography.
·         Certificado de asistencia.
·         Refrigerios


Requisitos: Traer cámara analógica, o lomografica (cualquier modelo). Edad mínima 15 años.
Cupos disponibles: 10 personas
Precio del taller: 1990 Bs

Inscripciones:
Reserva tu cupo con el 50% del monto de la inscripción, el pago lo puedes hacer por transferencia, deposito o  en efectivo directamente en nuestra tienda “Espacio Ananá”, el resto lo puedes cancelar en partes, pero debe estar totalmente pagado para el inicio del taller.

¡Apresúrate y no te quedes sin cupo!

Lugar: Espacio Ananá – Design Store. Calle Soublette, Los Olivos Nuevos, locales 2y3, frente al estacionamiento Polideportivo Las Delicias, Maracay, Venezuela.
Fecha: 31-05/01-06 y 07-06-2014
·         Teoría: Sábado 31 de Mayo de 9:30 am a 12:30 pm
·         Práctica: Domingo a partir de las 9:00 am (Paseo fotográfico)
·         Revisión: Sábado 7 de Junio 9:30 am a 12:30 pm



jueves, 3 de abril de 2014

Motivos fotográficos


Todos los que hacen fotografías adolecen del mismo mal, una búsqueda exótica de “motivos fotográficos”, para ello organizan viajes, expediciones, hacen estudios en casa, se compran cientos de gadgets , invierten miles de dólares en equipo que el tiempo demuestra inútiles, compran libros de técnica fotográfica, suben millones de imágenes y algunas fotos a las redes sociales, quizás lo peor es que se rodean de sus iguales para felicitarse por un montón de sitios comunes que son representados en sus fotografías.

La verdad señores es que todo lo anterior ni malo es, a todos nos gusta viajar, auxiliar el viaje con la cámara y rehuir del bullicio para aislarse tras el visor es un vicio que me cuesta un poco dejar, sin embargo he ido distanciándome de esos vicios para ir buscando a mi alrededor el tema fotografiable, considero que parte de la búsqueda de cualquiera que se pretenda fotógrafo serio es la de plantearse preguntas, pero todas son válidas incluso la simple, esa de cuestionarse el mundo en que día a día te desenvuelves y para ello valerse de cualquier técnica.

También creo recomendable queridos lectores que se dejen de leer tanto sobre técnica y vuelvan su mirada hacia los maestros, ver y analizar fotos es más productivo que leer cientos de páginas sobre técnicas, procesados, equipos avanzados y trucos de otros, salirse del lugar común debería ser una constante de todos los fotógrafos aficionados o profesionales. Seguro se sorprenden cuando me dirijo a los profesionales, la verdad de los compañeros toca decir algunas cosas, muchos de verdad conocen su oficio, realizan imágenes impecables, son unos maestros del retoque digital, muchos han logrado vida y estatus privilegiados a costa de su trabajo, eso se aplaude, lo que no se puede aplaudir es el cumulo de lugar común, el ambiente de foto fiesta que inunda sus imágenes, la cursilería ramplona aunque impecablemente presentada de muchos, en algunos casos algunos hasta se esfuerzan sin embargo su producción se nota floja dentro del ámbito conceptual, una especie de fusil (copia) del trabajo de otros pero sin la huella que marca la búsqueda personal.

Me disculpan en serio si les suena muy dura la crítica, pero es que a partir de este año he decidido de una vez por todas ser más artista y menos “fotógrafo profesional”, he vendido mi equipo de estudio, me he quedado apenas con mi cámara, un trípode, un flash y un par de ópticas, nada del otro mundo ciertamente, pero es lo suficiente para lo que de verdad deseo que es darme banquete con el mundo sin las ataduras propias de ser fotógrafo de bodas y eventos que por esta parte del mundo es lo más rentable. Quizás algún día vuelva a esos espacios pero espero hacerlo desde mi óptica y nunca más desde lo tradicional.

La pregunta común de mis alumnos es ¿Cómo se puede saber si algo es fotografiable? ¿Cuál es la manera en que descubro como es una foto para un salón de arte? ¿Cuáles son las imágenes validas al momento de plantearse un portafolio?, mi respuesta invariablemente es, todas y ninguna, todas por que el mundo está pleno de millones de segundos no utilizados y que nos podemos robar, la idea de ser artista es la de doblar la realidad para elevarla a otras cotas creíbles o increíbles, eso es otro asunto para discusión, lo importante es hacer que esa realidad deje de ser cotidiana para nuestro espectador, que sea fácilmente reconocible y si queremos hacer algo conceptual, deberemos hacer nuestra imagen lo suficientemente legible para que todas las lecturas quepan, desde la que hace cualquier espectador despreocupado hasta la del ojo experto que diseca cada imagen y su interrelación con el mundo así como las posibles estrategias intertextuales del autor.
La imagen ramplona del paisaje bonito, la viejita, el niñito, la pared descascarada, el pueblito miserable, la playa luminosa, el bosque encantado y cualquier otro lugar común debería ser dejado de lado, buscar en esos mismos motivos espacios “diferentes” para su abordaje. Esta y no otra debería ser la búsqueda de todo fotógrafo, conocer el lugar común para obviarlo, quizás comenzar por ahí solamente para abandonarlo en el camino e ir buscando su propia identidad dentro del universo de la imagen, de nada vale un equipo de 6.000 Dolares si vas a hacer las mismas fotos que mi mamá con su móvil.
Profesor José Ramón Briceño, 2014
@plurifotos