amazon

miércoles, 5 de marzo de 2014

Consejos para fotografiar las protestas


Saludos lectores, sé que este espacio no está dedicado a cosas políticas, solo a la fotografía, pero como soy habitante de Venezuela, preocupado por mi país, es más, tengo la férrea creencia de la imagen como parte de la memoria colectiva y testigo de la historia, más aun cuando la fotografía ha pasado a formar parte intrínseca del quehacer diario de la mayoría de los seres humanos gracias a los Smartphones, tablets y demás artilugios digitales propios de estos tiempos, amén de la cantidad de cámaras réflex y no que por su bajo precio andan en manos de muchos.

Hoy vamos a hablar de disidencia y fotografía, me voy a permitir robarme aquella máxima izquierdosa de los sesenta que hablaba de una tal “fotografía urgente” que no era más que una muy mala copia y peor procesado pero       que en vista de las necesidades del momento se requería fuese puesta a circular sin los primores propios del correcto procesado manual de la época. Ahora estamos ante una disyuntiva similar solo que plena de pixeles y bytes pues en muchos casos la imagen va directo del aparato a las redes sociales, sin tiempo de retoques ni apliques, para que cumpla su rol de denuncia.

Esa misma premura ha de causar muchos inconvenientes que podríamos solventar antes de tomada la imagen y así procurar trabajar con la suficiente rapidez para no ser descubiertos por la fuerza pública, ir presos, robados y quién sabe si algo peor, vamos primero con los Smartphone, el enfoque usualmente en esos aparatos es lento, yo recomiendo hacer seguimiento de la acción mientras se encuentra en momento justo, sin disparar hasta que lo veas, segundo, desconectar (de ser posible, si no, no te arriesgues) el flash para no ser denunciado por el destello, luego claro de subir la sensibilidad de nuestro sensor lo más que se pueda, evitar en lo posible usar el zoom de los equipos pues desmerita la calidad final.

Para quienes tienen equipos réflex, valen los mismos consejos, solo que las réflex tienen que desconectar la posibilidad de usar el autofoco en las noches ya que la mayoría de los equipos tienen una luz de enfoque que puede jugarles malas pasadas, trabajar con el foco manual tiene varias ventajas, entre ellas la rapidez del disparo, la desventaja es que jamás estaremos seguros del foco hasta descargar , lo mejor que podemos hacer es hacer foco al infinito, que por lo general las ópticas (lentes) que vienen de fábrica no supera los tres metros de foco preciso, no usen para revisar las pantallas de sus cámaras hasta que estén a cubierto y lejos de todo peligro pues la luz de esas pantallas pueden denunciarlos, es más, si pueden háganse de una óptica larga, un buen teleobjetivo para que trabajen a cubierto, si no se puede nada de eso, no dejen nada al azar, provéanse de rutas de escape, amigos cercanos y si pueden conversen con los que funjan como “lideres” de las manifestaciones para que les presten ayuda pues es una de las maneras de estar protegido de confusiones innecesarias.

Espero que les sirvan estos consejos de algo, así como tengo la esperanza de poder seguir escribiendo en este blog y que la censura no me alcance. Amigos fotografos aficionados y profesionales, tenemos la responsabilidad de resguardar la memoria de nuestros pueblos, difundirla y masificarla pero con cuidado para que las pupilas puedan seguir trabajando.
José Ramón Briceño, 2014
@plurifotos