amazon

lunes, 30 de abril de 2012

Exposición 2 (continuación)


Continuación
...En esta imagen que veremos a continuación la medida fue tomada a la luz de la calle, dejando el interior y sus detalles oscuros, sin embargo este contraluz que pareciera ir en contra de todo lo dicho anteriormente nos funciona perfectamente con lo que queremos expresar en la imagen.


Ahora luego de haber visto vario ejemplos vamos a ver como se hace una medición. En páginas anteriores vimos como se hace el foco antes de hacer el disparo con una cámara digital, en este mismo procedimiento que consta de presionar hasta la mitad el disparador para que la cámara haga foco, de igual forma ésta tomará la medida pertinente en la zona seleccionada.


 En el caso de las cámaras compactas que no permitan más que los programas automáticos, solamente habrá que apuntar según el programa de medición seleccionado (véase programas de medición pág. ¿?),  poniendo al centro de la escena que es de donde usualmente toman la medida tonal estos equipos, presionar el botón de disparo hasta la mitad para bloquear foco y medida, seguidamente re encuadramos y tomamos nuestra fotografía.
Cuando la medida se toma en programa manual con cualquiera de los equipos, el procedimiento es similar solo que disponemos de un exposímetro que usualmente está en el visor, justo en la esquina inferior derecha dentro del mismo visor.




Esta es la representación grafica que observamos, cuando apretamos el botón de disparo, las cifras van variando según la luminosidad de lo que se enfoque, en el caso del ejemplo que estamos viendo, las cifras de la izquierda nos están informando los valores de velocidad de obturación y diafragma. En el lado derecho vemos unos símbolos, estos representan el  espectro de su exposición y sobre exposición.

Por esa razón el símbolo de más a la izquierda del cero nos indica sobre exposición, es decir, que nos está sobrando luz.



Si por el contrario nos marca hacia la derecha es que nos está faltando luz


Al centro está en correcta exposición



Cuando lo ideal es que nuestro exposímetro nos haga la marca justo al centro, donde el cero nos indica que la exposición es la correcta, las líneas que separan cada símbolo de este cero nos indican la cantidad de diafragmas que nos separan del punto medio. En algunos casos una ligera variación en la lectura nos dará una exposición creativa ya que en muchas situaciones unos pocos diafragmas de diferencia hacen que algún punto de la imagen que queramos resaltar se debería exponer de manera diferente al resto de la imagen solamente para resaltarla tal como el ejemplo que tenemos a continuación

En la imagen anterior sacrificamos el entorno por salvar el rostro y con el la expresividad propia de quien está en un escenario, ya que de otra manera nos hubiésemos visto forzados a utilizar el flash, lo que daría como resultado una imagen bastante menos interesante que la que mostramos.
Por supuesto todos estos consejos van en función de combinar el diafragma y la velocidad de obturación, ya que esta combinación es la que nos asegura la exposición  “correcta” según el deseo del fotógrafo, quien manipulará los valores de su cámara en función de lo que quiere como imagen final.



viernes, 27 de abril de 2012

Exposición 1


La exposición
Las fotografías deben estar siempre correctamente expuestas, usted querido lector se preguntará,  ¿Qué es esto de la exposición?, la respuesta es simple, la exposición correcta es aquella que reproduce con exactitud todos los matices de la escena fotografiada, incluyendo un equilibrio entre todos los elementos independientemente de la tonalidad de los mismos, a las imágenes incorrectamente tomadas las incluimos en dos categorías. Las subexpuestas que no tienen  la suficiente luz y por tanto son  oscuras y las sobre expuestas, que son el caso contrario, hay excesiva luz en la toma y por tanto están como “lavadas” o muy claras.



La exposición “correcta” se logra con una combinación entre el diafragma y la velocidad de obturación que permita a la cámara captar con relativa exactitud  la mayor cantidad de detalles posibles en la escena seleccionada.
La pregunta más  común entre quienes comienzan en el camino de la fotografía trata de cual es la combinación perfecta de abertura y velocidad para lograr la imagen perfecta. La respuesta a esta interrogante es difícil, pues tal combinación perfecta no existe, estos valores (en modo manual) son combinados según la preferencia del fotógrafo, es decir que a veces se transgrede la norma para lograr ciertas imágenes. Sin embargo los fabricantes han intentado resolver eso por medio de los programas automáticos que posee cada equipo, por ejemplo, en el modo automático.




Donde se manejan unos valores estandarizados 1/60 Seg con F 5.6, es decir, una velocidad media, el único problema de la combinación es que los resultados son igual de medianos.
Estos automatismos donde la cámara decide los valores funcionan correctamente cuando las condiciones de luz ambiente son casi perfectas, pero cuando en la imagen existen variables en cuanto a la iluminación de algunos elementos surgen los problemas de exposición.
Sin embargo hay maneras de establecer una correcta exposición, una de ellas es en principio seleccionar la hora “perfecta” para realizar la toma fotográfica, pues aún tomando las medidas de diafragma y velocidad correctas, la imagen no siempre es buena pues la hora escogida no es la mejor.
En el ejemplo siguiente vemos la misma imagen tomada el mismo día, solo que a horas distintas y vean como cuando cambia la posición del sol, y con ella la iluminación de todo el espacio, cobrando vida este árbol, pues por el tono en que está pintado resalta entre todo lo que lo rodea, haciendo la imagen más interesante




.
Por supuesto nunca debemos olvidar que la primera norma al hacer fotografías es nunca dejar que el sol esté frente a nosotros, siempre atrás del fotógrafo pues de otra manera tendremos un contraluz, ya que la cámara siempre registrará las altas luces y las bajas las dejara de lado.
Otra manera es la de seleccionar el área de la imagen adonde la exposición esté en un punto medio.


Tal y como vemos en la imagen arriba de estas líneas, el fotógrafo tomó como referencia la parte más iluminada por el sol, que en esté caso fue el reflejo sobre las estatuas, lo que permitió que la fotografía tuviese todos los elementos en tono, con un cielo azul típico del mar que va desde el azul profundo de las alturas hasta uno muy claro en la línea del horizonte, permitiendo además que se vean las montañas y el mar al fondo.
Siguiendo estas instrucciones podremos tener imágenes como la que mostraremos a continuación.



Un atardecer a la orilla del lago de Valencia, donde el contraste del verde del pasto, muy iluminado por el sol en contraposición de un cielo que anuncia lluvias, adonde, además encontramos dos arboles secos a la orilla del agua constituye una imagen con mucha fuerza pero adonde solo con un poco de paciencia todos podemos llegar a realizar esta fotografía sin ser profesional ni tener el gran equipo.

Un caso menos excepcional, una escena tradicional, en esta imagen el fotógrafo tomó como medida la piel de los tamboreros para calcular su exposición, fíjese que el poco cielo que se puede observar en la escena está sobreexpuesto, sin embargo la imagen no pierde nada de su fuerza puesto que la expresión de los sujetos principales es el punto central de la fotografía, y el haber tomado nuestra medida en ese sitio nos permite observar la variedad cromática de la escena, si hubiésemos utilizado un flash la imagen perdería naturalidad.


En esta imagen estamos en presencia de una incorrección-correcta, es decir, que la norma nos dice que no deberían ser tomadas en esta manera, a contraluz, pero en esta situación, el misterio que la envuelve resuelve muy bien la escena de alguien preparándose para lanzar un cohete, la medida de la imagen está hecha en el foco que está tras el sujeto de nuestra fotografía, note  como se detallan los faroles pero solo vemos la silueta de nuestro personaje, este es otro ejemplo de cómo el uso del flash en ciertas situaciones no es conveniente pues “contaminan” una imagen.

Esta fotografía mucho más cercana a nosotros (los padres) fue tomada midiendo la luz de las velas para aprovechar su amarillento reflejo en la cara de la cumpleañera, manteniendo la media luz propia del momento en conjunto con la expresión siempre alegre de los niños cuando soplan las velas de su torta de cumpleaños.
En esta imagen que veremos a continuación la medida fue tomada a la luz de la calle, dejando el interior y sus detalles oscuros, sin embargo este contraluz que pareciera ir en contra de todo lo dicho anteriormente nos funciona perfectamente con lo que queremos expresar en la imagen.


 Continuara...

José Ramón Briceño, 2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por http://threeway.es/

sábado, 21 de abril de 2012

Obturación (duración del disparo fotográfico)


Obturación

Otro elemento importantísimo es el obturador (disparo) pues este regula la cantidad de tiempo que el sensor de nuestra cámara recibirá la luz. Estas valores del disparo se miden por los segundos (o minutos según el caso) que este permanecerá abierto, por lo general son poco más de unas decimas de segundo pero de igual manera también podría ser desde una a un cuarto de milésima de segundo, lo que es bastante rápido.
Estas velocidades las dividimos en tres grandes grupos
Las “normales” que van desde 1/30 seg, 1/50seg, 1/60seg, 1/80 seg, 1/125 seg, en estas velocidades la mayoría de los equipos que aceptan unidades de flash externas coordinan el destello del mismo en conjunto con la velocidad de obturación.


Las “rápidas”; 1/250 seg, 1/500 seg, 1/750 seg, 1/1000 hasta 1/4000 seg dependiendo del modelo de cámara que se posea, por lo general las cámaras compactas difícilmente poseen velocidades de obturación superiores a 1/1000 seg. (Una milésima de segundo) aunque existen en el mercado algunas compactas con aplicaciones casi profesionales pero que por su costo difícilmente las poseen aficionados principiantes. Veamos en el ejemplo como la velocidad de obturación de 1/2000 seg. (Media milésima de segundo) es tan rápida que “congela” el movimiento de las aspas de un helicóptero



Las “lentas” que van  1/15 seg. hasta -30 seg.( 30 segundos) y se denominan de esta forma pues es difícil lograr una imagen correcta por muy buen pulso que se tenga ya que los tiempos de exposición son excesivamente largos, se recomienda el uso de trípode para la realización de imágenes en esta velocidades además del disparador de tiempo para evitar que la imagen salga movida. Existe una opción en los equipos réflex (ambas modalidades) y en las compactas de alto precio a la que denominan posición “B” (bulb position), en esta modalidad el obturador estará abierto tanto como el fotógrafo lo desee pero para utilizar esta velocidad no solo ha de tener un buen trípode, también se recomienda el uso de control remoto para evitar mover la cámara cuando se presione y se suelte el disparador.Aunque el movimiento en algunas imágenes sea necesario para acentuar el carácter de la misma, en esta imagen, por ejemplo, donde el juego de luces y colores en conjunto con el movimiento transmiten al observador la sensación de festejo propia de una procesión nocturna plena de tambores y cantos como corresponde a la noche de San Juan.


Estas ultimas tres fotografías muestran tres maneras de utilizar velocidades lentas en el disparo,  en  la primera vemos el altar mayor de la iglesia principal de San Sebastián de los Reyes en el Estado Aragua, como corresponde a la mayoría de los templos de esa categoría están iluminados de manera tenue. Sobre todo en los días no festivos para la iglesia católica, lo que obliga a recurrir a una velocidad extremadamente lenta (15 seg) para hacer la fotografía, pues si recurrimos a los automatismos obtendríamos una imagen subexpuesta y con un muy molesto destello del flash en el artesonado del altar (su color oro lo reflejaría), para esta imagen utilizamos un trípode y nos servimos del disparador automático. En la segunda fotografía tenemos un rayo, fotografiar uno es realmente fácil basta con estar en un sitio lo suficientemente oscuro para evitar sobreexponer la imagen, apuntar a la zona donde descargan los rayos y colocar la cámara en un trípode con la velocidad en posición “B”, dejando el obturador abierto todo el tiempo que sea necesario y apenas se vea el destello del rayo soltar el disparador, el mismo destello del rayo hace las veces de un inmenso flash haciendo la impresión en el sensor con todos los matices y detalles que tal fenómeno de la naturaleza tiene.
La ultima es de un concierto de música contemporánea, donde el juego de luces hace muy difícil lograr una imagen con velocidades rápidas y aun menos con flash, decidimos trabajar con una velocidad baja (1/15seg) aprovechando las muy cortas pausas en que los músicos y cantantes paran para hacer el disparo y captar la energía propia de estos eventos, donde la música y las luces hacen el ambiente.







José Ramón Briceño, 2013
@plurifotos
 Articulo patrocinado por http://threeway.es/





miércoles, 18 de abril de 2012

Diafragma


Diafragma

En todas las ópticas existe un elemento importante como lo es, el diafragma, este regula la cantidad de luz que penetra en la cámara y su funcionamiento podría ser  relacionado con el del iris del ojo humano, a mayor cantidad de luz menor será la abertura del mismo y a menor cantidad mayor la abertura para permitir el paso de luz suficiente para impresionar el sensor.

La numeración de cada diafragma equivale a la cantidad de veces entre las que se divide la circunferencia de la óptica.



 Profundidad de campo
A continuación vamos a hablar de un fenómeno fotográfico que está íntimamente ligado al diafragma. Lo que llamamos profundidad de campo es a la cantidad de elementos en foco (“nítidos”) en la imagen, esta es determinada por el diafragmado que se haya utilizado al tomar la foto, es decir, a mayor sea el diafragmado mayor nitidez tendremos en nuestra imagen, pues la definición de todos los elementos será mayor.


Como primer ejemplo veamos la imagen superior, en esta fotografía todos los elementos que la componen están perfectamente definidos, tanto que si pudiésemos ampliarla veríamos la textura de las páginas de los libros.

En cambio en esta otra fotografía solamente está en foco el primer plano de la imagen, mientras que los otros objetos que lo rodean están fuera de foco (borrosos). Estos dos ejemplos nos dan una idea de cuan importante es la profundidad de campo en una imagen, aunque debemos aclarar que la selección de la misma tiene sus aplicaciones  tiene sus aplicaciones practicas, en la moda, por ejemplo donde lo que nos importa es la modelo (o el modelo según sea el caso) pues allí lo importante es el sujeto a fotografiar y el entorno en foco solamente distraería la vista del observador.
José Ramón Briceño , 2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por http://threeway.es/


miércoles, 11 de abril de 2012

El enfoque


El enfoque
El atributo primario que todos observan en una fotografía es la claridad de la imagen. Este es producido entre otras razones por el enfoque, muchos de los aficionados aprisionan en botón de disparo con excesiva fuerza y usualmente las cámaras no disparan con la rapidez deseada por el usuario, la causa de tal su caso es muy simple, no le dan tiempo para que el (los) sensor(es) automáticos de su equipo hagan el respectivo foco. La solución es simple, al momento de tomar la imagen se presiona levemente el disparador hasta que sienta el la yema del dedo el reten que da la orden a la cámara para hacer las mediciones de toma ( velocidad de obturación, diafragmado y foco) hasta que la luz roja que aparece por lo general a un costado de la imagen en unos modelos, en otros bajo la imagen o en el centro de la imagen según el modelo y tipo de cámara que se esté usando, pase a color verde, en ese momento el foco esta en perfecto orden y debería de proceder a hacer el disparo.

Tal y como se muestra en la imagen superior, debe hacerse presión en el disparador antes de hacer el disparo , el cual debe hacerse cuando (bien en la pantalla de cristal liquido o en el visor) veamos la luz verde que nos indica que la cámara está preparada para hacer la fotografía .tal y como mostramos en las imágenes siguientes.


La luz roja nos indica que aun no es tiempo de hacer la foto


La luz verde nos avisa que es momento de hacer la fotografía.




José Ramón Briceño, 2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por  http://threeway.es/



lunes, 9 de abril de 2012

sábado, 7 de abril de 2012

Tipos de cámaras


En los años pasados, desde que se inventó la primera cámara fotográfica hasta la actualidad han aparecido muchos modelos, que van desde los equipos para los aficionados cuyos intereses no van mas allá que hacer las fotos familiares sin otra pretensión, pasando por aquellos para los aficionados avanzados que contienen características profesionales, los fabricados para el ejercicio del fotoperiodismo hasta las grandes y muy costosas cámaras de estudio de formato medio y grande. La tecnología ha ido borrando esas líneas divisorias entre  las características de los equipos fotográficos, fabricando cámaras más económicas y prácticas cuya funcionalidad les permite trabajar en diversas condiciones de luz y aplicar para múltiples fines sin que esto presuponga las limitaciones de antaño.
En el mercado local, específicamente el nuestro  nos encontramos básicamente con tres tipos de cámara fotográfica, la pequeña y practica cámara compacta digital no réflex cuyo precio la hace accesible a casi todos los bolsillos, esas que en los mercados anglo parlantes llaman point and shoot (apunta y dispara) , las réflex de óptica intercambiable para aficionados avanzados y profesionales así como las también réflex pero de óptica fija que también tienen aplicaciones profesionales  que a diferencia de las otras, su arquitectura no permite cambiar de ópticas (lentes), sin embargo la óptica que poseen por lo general es de optima calidad y con un rango focal bastante amplio (usualmente 35-250mm) que va desde un angular hasta un teleobjetivo de mediano alcance en una misma óptica, con un precio intermedio entre los equipos no réflex y los réflex, que las hacen más accesibles al aficionado medio-avanzado.













Tal y como vemos en las imágenes superiores, las cámaras fotográficas digitales tienen similitudes en cuanto a su constitución, todas poseen un botón de disparo, óptica, visor, flash incorporado, un panel de control adonde están los accesos a las distintas modalidades de programación que ofrecen los menús internos de cada equipo, una pantalla de cristal liquido desde donde no solo se visualiza la imagen tomada, también los diferentes menús que el equipo posee  y un disco de mandos desde donde se accede a los diferentes programas automáticos y manuales que posee cada cámara.



                                                                                                                                                                                                                                                 Los aparatos digitales, por lo general son diseñados para un manejo simple, pleno de automatismos que permiten que el usuario se olvide de los tecnicismos y se dedique simplemente a tomar los momentos importantes de la vida. Entre unos equipos y otros varían los mandos, pero en líneas generales (y suponemos) que por razones de mercado pareciera que todos los fabricantes se han puesto de acuerdo en la significación de los símbolos utilizados para designar cada uno de los programas.
·     01 Program (Multiprograma automático); permite que la cámara funciones de modo automático calculando los valores de exposición( abertura y velocidad de obturación) , a diferencia  del automático absoluto este comando permite que el usuario decida en que momento activar el flash
·     02 Automático con prioridad de obturación: con este comando, el usuario fija una velocidad de obturación y el equipo decide el diafragma a utilizar según la cantidad de luz que exista en la imagen.
·     03 Automático con prioridad de abertura: el usuario fija un diafragma específico y el equipo decide la velocidad de obturación  según la luz que capte la óptica.
·     04 Manual: permite que el usuario componga su imagen según lo desee, fijando velocidad de obturación y diafragma sin que ningún automatismo interfiera en la toma.
·     05 Retrato nocturno: programa automático que  permite que la cámara seleccione la configuración lumínica que permita el equilibrio entre la luz ambiente y la luz del flash, aunque por lo general trabaja con velocidades de obturación muy lentas, por lo que se hace necesario el uso de trípode o de alguna superficie que le de más soporte a la cámara que el pulso del usuario para que las imágenes no salgan “movidas”.
·     06 Primeros planos: se utiliza para retratar elementos fijos de pequeño tamaño como flores, insectos, etc... . Con este automatismo el equipo hace la exposición correcta, se recomienda el uso de trípode para las exposiciones lentas.
·     07 Deportes: la cámara hace sus cálculos de exposición en base a altas velocidades de obturación, lo que permite congelar sujetos en movimiento.
·     08 Retrato infantil: permite hacer retratos con colores vivos, logrando que los detalles de vestuario y piel mantengan un equilibrio armónico.
·     09 Paisajes: la cámara hace sus cálculos de exposición de forma tal que los elementos del paisaje mantengan sus colores y proporciones.
·     10 Retrato: la configuración de  velocidad de obturación y diafragma se realizan en función de que el primer plano (sujeto retratado) se encuentre perfectamente en foco mientras que el entorno aparece levemente difuso.
·     11 Automático: la cámara hace medidas de obturación y diafragma según la luz ambiente y decide en que momento usa el flash incorporado.
José Ramón Briceño 2013
@jbdiwancomeback
 Articulo patrocinado por  http://threeway.es/