amazon

miércoles, 23 de octubre de 2013

No basta con creerse "artista",toca serlo

Las redes sociales hacen que uno, cuan curiosos que es, se anote en cuanto grupo afín se tropieza por ahí, los hay variopintos, desde los muy académicos que pretenden que uno queme sus portafolios allí, solo por el afán de mostrar cosas , pasando por los que he dado en llamar “exploratorios” tipo fotos instagram y algunas otras novedades sin que ello suponga un aporte real a la movida local como para no ponernos muy exigentes que digamos, hasta algunos que usan la fotografía como medio de vía pero están tan perdidos como cualquier novato pues se niegan al estudio, la contemplación y hasta la mínima revisión de otros trabajos, me refiero a los reporteros gráficos, me perdonan los colegas, no son todos realmente, algunos hay muy conscientes de su potencial y además de su responsabilidad como registradores del diario que hacer de un país, pero hay otros que aun se aferran a los viejos modos, esos donde el ser reportero gráfico era un “tigre” mientras tanto, claro eso también va apuntalado por los dueños de los medios que son los más miserables como patrones, sobre todo los medios locales, sus sueldos son para llorar y ni alcanzan para la compra programada de algún equipo nuevo, total, la verdad las imágenes que sacan bien pueden ser tomadas por un perol de esos que llaman smartphone y no ha pasado nada, las buenas imágenes prefieren pagarlas a los servicios de noticias que apoyar a su personal.

El asunto es que entre los grupos de aficionados y los reporteros gráficos he notado cierta desubicación en torno a lo que puede considerarse “artistico” he visto cada bodrio estético que no encaja en ningun lado y lo etiquetan como arte, señores, el que una imagen no sea tomada en color, ni la hace blanco y negro ni mucho manos artistica, dejense de eso. Tampoco todas las fotos de mujeres en pseudo pose sexi que más se acerca a lo pornográfico de tan chabacano que es aplica a eso que llamamos artistico, caramba, deberian tener un poquito de seriedad aunque sea en esas cosas, pues llamarse fotografo artistico o como le han dado por decir ahora, artista visual, no es solo un adjetivo, es algo que debe ganarse con trabajo y dedicación.

Para poder hablar de lo artistico tendriamos que hacer algunas aclaratorias iniciales, en principio cada imagen de un artista cuanta una historia o ilustra un sentir, lo que al final es tambien una historia, para ello el artista se vale de toda la gama de recursos que ofrece la técnica, eso sale del ejercicio de observación constante, se puede ser documentalista y artsta al mismo tiempo, la verdad es un asunto en extremo complicado, sin embargo hay quienes pueden, la lista es larga pero no es el caso hablar de ellos, más bien retomemos el tema.

Un atardecer por muy “bonito” que sea, por si mismo no es artístico, tiene que tener algunos valores agregados para serlo, mover el piso y ser cuando menos excepcional cuando no único, un bebé tampoco aplica, ni una viejita, una casa en ruinas, un peñero solo a la orilla del mar, ni que lo pongas en B/N o en colorines ni en cualquier filtro pre cargado de Ps o de instagram, la foto artística no tiene nada que ver con esos parámetros, tiene más que ver con la conjugación poética de luz y sombra, con eso inenarrable que la vuelva etérea, esa historia de un micro segundo que jamás volverá a suceder, eso es arte, lo demás es floritura y engaño.

Lo artístico, al igual que la poesía es de difícil definición, lo que es de fácil detección es cuando no lo es, suena complicado pero es simple, la mera experimentación no te hace artista, te convierte en uno la amplia investigación de un tema, la lectura de bastantes textos no fotográficos, se preguntarán si estoy siendo sacrílego pero no es así, si no han leído a Cortazar, Borges, García Marquez, Neruda, Bukowski, Vargas Llosa, Saramago, Goethe, Dante, Da Vinci (no solo pintaba,también escribía), Maupassant y cientos de miles más (cuando menos lean decenas), si no han ido a un museo y han apreciado una buena tela del siglo que sea, no aprecian la poesía, el buen cine, ese de autor adonde no hay ningún robot ni superhombre de metralleta que mata a cientos de malos solo con su aliento de plomo, difícilmente llagarán a ser artistas más que por suerte y esa amigos míos no vale, pues te conviertes en un eterno morador de las tumbas de la gloria pero no aportarás nada a la humanidad que al final es el anhelo secreto de muchos por más que lo nieguen, de alguna manera buscan la inmortalidad, para lo demás existen los calendario de bolsillo y hasta la pornografía que son espacios de fácil aceptación y técnica mecánica.

José Ramón Briceño, 2013

@plurifotos

Foto: Man Ray



No hay comentarios:

Publicar un comentario