amazon

martes, 22 de octubre de 2013

Fotografiar el paisaje

En el ultimo post hablábamos del paisaje, pero hoy vamos a ver el lado práctico del asunto, resulta ser que como vivimos en un mundo bastante grande, cuya diversidad de paisajes y de concepciones del mismo son igual de diversas, toca ser algo flexible en torno a la manera de abordarlo, creo que la primera decisión a tomar es si ese paisaje será con o sin humanos, a partir de allí toca valuar las condiciones climáticas y horarias para la realización de LA FOTO, esa que todos buscamos si no con desesperación si con cierto ahínco pues gastarse miles de dolares en equipo para terminar haciendo la misma foto que hace nuestra madre con su móvil no tiene sentido, así el móvil en cuestión sea de esos excelentes que cuestan más que una cámara reflex de precio moderado.

No es lo mismo hacer una foto de una playa en Groenlandia que hacerla en una isla tropical, ni en el Sahara que en la selva húmeda, cada espacio tiene sus particularidades y es mi recomendación primero observarlas, anotarlas y después de bastante observación, sacar la cámara, montarla en un trípode si la imagen así lo requiere y tomarla pues de otra tendremos millones de gigas gastados para que nuestra única foto se pierda entre las miles que tomaste y te des cuanta cuatro años después, en un momento de sequía creativa, de esos que todos tenemos y nos ponemos a revisar viejos archivos que, LA FOTO, si la tomaste pero entre tanta cosa inservible se te perdió, no creo que ese sea el fin de un viaje de fotografía.

Claro, creo firmemente que buena parte de la educación fotográfica entra por los ojos, deberán revisar a los maestros, hasta hartarse y casi que conocer sus fotos aun sin ver los títulos de la misma, para, de esa manera comenzar (como todos) a imitar, combinar y recombinar hasta encontrar un estilo que te defina como fotógrafo , tampoco tiene sentido hacer copias de los maestros a diestra y siniestra pues siempre te encontrarás con uno que si los conozca y te desenmascare en publico y la verdad personas duras y los críticos, otra recomendación es hacerse de un grupo de fotografía, pero de esos críticos que te dicen en donde la cosa de la imagen no cuaja, pero con respeto, sin insultos ni grandes aires de grandeza, solo una reunión de amigos que se miran los trabajos y se critican en privado, malo es cuando esos mismos amigos cometen una suerte de incesto fotográfico pues todos se halagan las fotos y al final ninguna sirve más que para calendario de taller mecánico y apuntala vicios que deben sacarse de la imagen.

La primera cosa de la fotografía de paisajes es la calma y la observación, ir un rato y creerse la gran cosa por una foto mediocre no es, toca visitar varios días o varias veces el espacio a fotografiar, ver como cambia el paisaje con la luz, cuales son las mejores horas para la foto y hasta procurar hacer una buena foto en cada momento que creamos idóneo para tal fin, así hacen los maestros y creo que toca imitarlos, el oro asunto, el técnico lo van revisando, usen la técnica del bracketing, a pesar de que sientan que la cámara les da toda la información vayan haciendo variaciones de la exposición en varias tomas del mismo momento, no teman que siempre la foto la toma uno, no la cámara y como ella no piensa por si sola, es necesario hacer ajustes que seguramente nos sorprenderán gratamente y por favor, usen un trípode para que no se dejen engañar por el abuso de ISO, es preferible usar una exposición lenta a usar una rápida y llenar el fotograma de ruido digital que inutilice una excelente foto.

José Ramón Briceño Diwan, 2013
@plurifotos 





No hay comentarios:

Publicar un comentario