amazon

miércoles, 24 de julio de 2013

Especialización, mercadeo y ventas, tabla de salvación para los fotógrafos


Algo común entre casi todos los que un día tomamos este camino de tomar fotografías como medio de expresión o solamente como forma de ganarnos la vida es que soñamos con la parte glamorosa del aspecto fotográfico que nos interesa, si de niños veíamos una película de esas adonde el héroe era un fotógrafo de guerra, aguerrido y valiente, que ganaba miles de dólares con su cámara y siempre se quedaba con la protagonista.
Otros quizás soñaban con ver sus fotos expuestas en los mejores y más famosos museos del mundo, unos quizás soñaban con la portada de alguna (o de todas) las publicaciones de moda y así tener acceso al glamoroso mundo de la moda y de los ricos y famosos, los menos se centran solamente en el aspecto económico del asunto fotográfico y se centraron en usar la fotografía como un medio de hacer dinero, más no un fin en sí mismo, a esos los identificamos pronto pues de alguna manera son los menos estrafalarios dentro de toda esta fauna fotográfica que existe en todo el mundo y ha existido desde que se masificó el oficio, cuando dejó de ser algo elitesco para terminar estando al alcance de todos los que se pudieron dar el lujo de evitar los sitios comunes para la juventud , en el caso latinoamericano cuando menos.
Bueno, el tiempo como el gran destructor de sueños hace que esos jóvenes soñadores toquen tierra y vean sus reales oportunidades de vida dentro del espectro laboral de la fotografía, cada día más competido, cada día menos profesional, ayudado por el boom digital y la crisis económica, ya existen muy pocas estrellas del fotoperiodismo y las agencias cada día son más selectivas por la gran competencia entre los smartphones y la inmediatez de la internet, donde cualquiera es testigo de cuanto evento importante y regala las imágenes por cuanto medio existe.
A pesar de ese detalle sombrío aun nos necesitan para múltiples ramas de la fotografía, así que sale no desanimarse, si no organizarse, en cada país hay maneras específicas de abordar el trabajo de los fotógrafos, con trabajo dedicado y el tesón diario puedes aun hacerte un nombre dentro del área que hayas decidido explorar, pero lo más importante quizás sea identificar de manera temprana ese aspecto fotográfico con el que te sientes cómodo, ya no se puede ser multifotografo , de esos que esta semana hacen una sesión de modas, mañana una boda, la otra semana un fotoreportaje y después hacen de fotógrafos de vida salvaje, hoy día con tanta oferta falsa, los piratas armados de réflex baratas pero de calidad profesional, han hecho este mundo de por sí complicado en una guerra constante adonde solo sobreviven y prosperan los mejores, los demás se van apagando hasta terminar vendiendo el equipo para poder sobrevivir, triste pero cierto.
Creo firmemente en que la única manera es trabajar con tesón, aplicar todas las posibilidades a tu alcance, publicarse , cobrar precios justos, jamás regalar el trabajo. Por cierto eso no tiene que ver con gastarse millones en mucho equipo, quizás en tener lo justo, manejar las herramientas y ser lo suficientemente inteligente para intercambiar opiniones con los colegas, formarse, estudiar, leer y revisar el trabajo de los maestros, en eterno ejercicio visual e intelectual, de esa manera llegaras a ser alguien, ganándote un espacio en ese reñido universo fotográfico.
Claro, el aspecto económico pesa allí, en todas las consideraciones, hay el elemento dinero pendiente. Hoy día existen muchas formas de publicitarse, unas económicas como las redes sociales por ejemplo, sin embargo esas necesitan de trabajo y dedicación hasta que crezcan lo suficiente para convertirse en espacios idóneos de publicidad gratuita. Siguiendo la línea online, podríamos hablar de las páginas web, la parte negativa (cuando el capital para invertir no es mucho) es que necesitas de un comunity manager o dedicarle unas horas al día pues la difusión de tu sitio en las redes es clave para que gane tráfico y no se transforme en una página zombi de tantas que flotan en las redes. La mejor publicidad aun es la impresa pero esa es la más cara de todas, claro dependiendo del medio en que difunda esta y de paso los medios económicos para inversión del fotógrafo.
Una vez decidido todo esto quedan la forma de mercadear nuestro trabajo, esa va emparejada con calidad de imagen y excelencia del servicio, lo que hace algo compleja la cosa. Los que más venden pues tienen su estudio, pagan un personal para ventas, otros para las labores administrativas, laboratoristas digitales, asistentes y secretarias, además de local y equipamiento, lo que es un sueño lejano para muchos que sabemos hacen todas las funciones el mismo pues ser freelance tiene su lado oscuro, ese de mucho trabajo y no siempre grandes beneficios, sin embargo eso necesita un poco de investigación y algo de esfuerzo para compensar los lujos que ofrecen los poseedores de estudios grandes con los pocos pero efectivos recursos del trabajador autónomo promedio.
Para eso existen varias vías, una hacer una inversión fuerte en una plataforma digital que permita al fotógrafo acelerar los procesos de distribución y selección del trabajo por parte del cliente, aunque algunos usan las redes sociales está el fantasma del plagio de por medio, los servicios privados para obtener una plataforma propia son costosos, una de las opciones es por ejemplo la página www.threeway. es , quienes ofrecen una gama alta de servicios que se ajustan a todas las necesidades de el trabajador autónomo promedio y hasta el de los estudios medianos que no disponen de grandes recursos de inversión, así como una plataforma que incluye versiones para móviles por un precio bastante razonable, al alcance de todos los bolsillos, pues al evitar tener que pagar no solo el personal extraordinario, el local, los costos asociados a la tenencia de un local, en conjunto con la capacidad de alcance que permiten las nuevas tecnologías móviles y el internet, lo hacen una excelente inversión para apuntalar el crecimiento del negocio más allá de su alcance inicial.
Estas consideraciones son una guía para que tanto nuevo talento vaya decidiendo su rumbo dentro de la imagen y de esa manera vayamos dando fuerza al movimiento fotográfico en nuestros espacios, así como también le demos un nivel más elevado al oficio en nuestros países latinoamericanos.
José Ramón Briceño, 2013
@plurifotos

 Articulo patrocinado por www.threeway.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario