amazon

viernes, 10 de mayo de 2013

Una herramienta útil para nuestro negocio fotográfico Threeway.es




Buen día, espero mis lectores me disculpen la ausencia de estos espacios, la verdad he estado más ocupado escribiendo otras cosas para mi otro blog (opinionesdesdeestaesquina.blogspot.com) , el asunto es que por un rato me he intentado desligar de la fotografía y entre mis clases como profesor universitario y mi preocupación por lo que pasa en el país ha logrado cierto distanciamiento de mi oficio originario y a decir verdad el que más satisfacciones me ha dado, la fotografía.

Hoy quisiera hablarles de las nuevas tecnologías, no estas que nos permiten trabajar y mejorar nuestras fotos, más bien esas otras que nos permiten hacer comunicación con nuestros clientes, colegas y amigos por el email, el chat de cualquiera de las redes sociales y hasta el micro blogging de Twitter funciona para masificar la audiencia de nuestras fotos, ese deseo de mostrar que no enmascara ni excluye ese otro de vender, el mundo entero parece estar en una crisis y los fotógrafos no escapamos a ella.

 No sé de ningún fotógrafo que no quiera vivir exclusivamente de su oficio, a pesar de que las fábricas que hacen cámaras nos lo ponen más complicado cada día, ¿Por qué? , simple, cada día aparecen nuevos equipos con aplicaciones muy sencillas tanto para la edición como para la toma misma, esos equipos en mi país son muy populares entre los profesionales que gustan de andar por la calle robando segundos e imágenes al mundo, esa preferencia vienen dada por las capacidades de esos equipos que permiten trabajar la exposición de manera manual con resultados muy cercanos a los mismos de los equipos muy costosos, esos que llamamos profesionales.

En vista de lo que plateaba en el párrafo anterior, el asunto de la supervivencia de los fotógrafos se nos pone pequeña, sin embargo en las crisis siempre hay oportunidades, nos toca ser mucho más hábiles en nuestro trabajo y así convencer a clientes y potenciales que vale la pena pagar un poco más pero tener un acabado profesional en sus imágenes, amén de que de esa manera se desentienden del asunto de la cámara y se dedican a los suyo.

La verdad todos queremos hacer cosas impactantes, como ser fotógrafos de modas, de guerras, hacer documentales en paraísos exóticos, sin embargo esa es la realidad de muy pocos y los demás nos conformamos o con ser artistas o trabajar en eventos como bodas, bautizos y cumpleaños, que pagan las cuentas y de paso de riesgos reducido pues las locaciones por lo general son bastante tradicionales y sin mayores sobresaltos , pero tienen la particularidad de que hay que ser bastante creativo y hasta algo intuitivo para vender la mayor cantidad de fotos posibles, sobre todo cuando somos pequeños emprendedores cuyo mayor capital lo tenemos en nuestros equipos y cerebro.

Esa creatividad debe ser vista por el cliente y siempre apelar a la sensibilidad de estos para que su bolsillo se afloje junto con las lágrimas, allí entran de lleno los medios de comunicación digital, yo usualmente hago contactos con todas las fotos que creo tienen potencial y se las envío al cliente lo más rápido posible, a fin de lograr que la emoción del acto recién celebrado no se enfríe y así estimular que lágrimas y bolsillo se aflojen, la practica me ha dado la razón solamente me han dejado de comprar menos del 5% del material que les mando. El único contra es este asunto del tiempo y el de la visita al laboratorio, así como la entrega y todos los detalles administrativos que toca realizar para asegurar la venta, sobre todo cuando no hay local y somos freelancers. Cuando menos acá en Venezuela es así pues las leyes nos permiten facturar a nivel personal y solamente pagar al fisco lo que se devenga por parte del IVA (impuesto al valor agregado), pero que bueno sería que tuviésemos sistemas automatizados para reducir el tiempo de respuesta de esa relación cliente-laboratorio de impresión-fotógrafo.

Hace días revisando a quienes sigo en twitter me tropecé con una compañía que se llama threeway.es  , ellos decían ser un software para fotógrafos profesionales , les escribí y ellos muy amablemente me abrieron una cuenta para que pudiese ver cómo funcionaba dicho sitio, lo revisé y debo admitir que a pesar que la envidia no es un sentimiento que me agrade, debo admitir que sentí un poco de ello. La razón para tal envidia es que a pesar de haber tenido algunas dificultades para entender cómo funcionaba, una vez que lo entendí me maraville pues todo el sistema del que les hable más arriba, ellos lo tenían resuelto, desde llevar una organización de nuestros clientes , pasando por una conexión directa con los laboratorios, listas de precios para posibles clientes y hasta la posibilidad de enviar a otros relacionados para que compren sus copias, como suele suceder en las bodas por ejemplo, siempre hay alguien que aprovecha estar bien vestido junto con su señora, novia o hijos y se toma la foto, pidiéndonos por favor que se la hagamos llegar de alguna manera, la verdad yo siempre me hago el loco, no es que no quiera el dinero, es que nada más entre llamadas y traslados es más lo que gastas que lo que ganas a menos que tengas estudio y en ese caso igualmente pierdes tiempo buscando la fulana imagen en vez de ocuparte en cosas más grandes, hasta eso lo resuelve la gente de threeway.com.

Lástima que en Venezuela o Latinoamerica no estén en funcionamiento y a mis lectores de otros países les recomendaría suscribirse al servicio para que me cuenten que tal les va con ellos, en próximos post seguiré hablando de estas maravillas de la tecnología e intentaré postear un manual de uso a ver si por acá alguien se anima y monta un servicio similar.Para que vean como funciona acá un video http://vimeo.com/57079267

Hasta una próxima entrega de clasesdefoto.blogspot.com, que espero sea de ahora en adelante más seguido.
Prof. José Ramón Briceño
@jbdiwancomeback






1 comentario:

  1. Muchas gracias, estoy empezando y me parece muy útil y oportuna su publicación, saludos Karen

    ResponderEliminar