amazon

lunes, 21 de enero de 2013

Bodas


Buenos días mis lectores, hoy exploraremos un tema práctico, desde este momento y en los próximos post hablaré de la manera “correcta” de hacer cobertura de eventos sociales, esos que a pesar de la crisis siguen sucediendo y adonde aun siendo tan populares las cámaras digitales, el fotógrafo sigue siendo parte importante para el recuerdo de ese día especial en la vida de todos.
Comenzaremos por hablar de las Bodas, sin importar la orientación religiosa de los contrayentes (o clientes según se vea) todos esos actos responden a un guion más o menos igual, con algunas variantes que son dadas por el carácter o la conformación familiar de quienes se casan, pero en líneas generales son más o menos iguales todas.

Si visualizamos la boda como un guión podremos hacer más efectiva esta cobertura y lograr el principal objetivo que es el de vender más fotografías y fijar en la mente de todos los que miren nuestro trabajo el deseo de contratarnos para próximos eventos de esa naturaleza.

El trabajo comienza con la entrevista previa que se hace usualmente con meses de antelación, allí sabremos cuantos invitados van, si la novia quiere fotografías en su casa antes de salir a la iglesia, si el evento es en un salón de fiestas grande, si tienen planteada alguna actividad extra (bailes, orquestas o invitados especiales, homenajes y hasta memoriales), así como el templo o iglesia adonde se celebrará la boda, si es al aire libre, de dia o de noche, en fin todos los detalles que nos darán una idea clara del equipo y del personal necesario para tal trabajo, asi mismo también nos haremos una idea clara de lo que esos esposos quisieran tener en su álbum para el trabajo de postproducción digital, y por qué no, hasta proponer algunas variantes en beneficio de lograr que los contrayentes “mejoren” la idea que llevan para su festejo.

Una vez que conocemos todos los detalles, organizamos el trabajo del día y con ello el equipo a utilizar en cada evento. En las bodas no se necesita gran equipo, pero es indispensable un flash de mano, una óptica preferiblemente zoom (el que traen as cámaras de fábrica les va bien 17-55), un par de puntos de luz de estudio y un asistente que nos ayude a organizar los grupos o a localizar a gente a fotografiar, sobre todo en la fiesta posterior a la ceremonia pues usualmente todos andan de festejo y el tiempo apremia en esos casos.
Hay fotografías emblemáticas en la iglesia por ejemplo, tenemos, el novio y su familia al pies del altar, el padre de la novia traiéndola del brazo y entregándola al pie del altar también, cada uno de los pasos en el ritual, la salida de los novios hasta el traslado al salón adonde se realizará la fiesta, allí tenemos el baile inicial, el brindis, los retratos de familia, para estos recomiendo tomar un espacio del salón y armar estudio, allí se tomaran todos los retratos tanto de los recién casados como de los familiares y amigos (se recomiendan grupos de no más de cinco personas no solo por lo usualmente reducido del espacio de trabajo, también por razones económicas pues así vamos haciendo más fotografías que redundan en más dinero, antes que los novios se desajusten por aquello del baile y la fiesta recomiendo hacer un simulacro de corte del pastel de bodas, para que salgan muy bien en esa importante fotografía.

Por un asunto de tiempo es recomendable llevar la planificación de las fotos y hacerlas todas en el menos tiempo posible, pues usualmente los contrayentes andan impacientes por disfrutar su boda y tienden a incomodarse. En mi país (Venezuela) se estila una suerte de ritual en las bodas, una “hora loca” donde hay bailes, máscaras, silbatos,matracas y hasta bailarinas exóticas, el lanzamiento del bouquet, el del liguero de la novia y en unas cuantas el soltero que se gana el liguero le coloca con los dientes este a la que se gana el bouquet, lo que significan muchas más fotos ya con la cámara en mano mientras se desarrollan los eventos, una vez terminados estos se da por finalizado el día de trabajo.
En un próximo post hablaremos de la técnica fotográfica que utilizaremos durante este tipo de eventos sociales.

José Ramón Briceño,2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por http://threeway.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario