amazon

martes, 5 de febrero de 2013

Desnudos


Buen día estimados lectores, hoy vamos a hablar de uno de los temas más explorados dentro de la fotografía de autor (y la comercial) como lo es el desnudo, en mi caso siempre fotografío mujeres, me agradan más sus curvas y el acento poético que tienen grabada en su piel, pero si ustedes prefieren otras cosas pues no es mayor problema.
El real problema acá es el abordaje del tema, hoy día el desnudo está en todas partes, ya no es necesario ser mayor de edad ni andar con secretos al momento de admirar cuerpos sin ropas pues el internet se ha ocupado de saturar las redes con millones de imágenes de ese tenor, el asunto, si lo que queremos es incursionar en la fotografía autoral es en primer lugar distanciarnos de la pornografía, ese género está muy saturado de lugares comunes, además de ser muy simplista ya que solo importa el mostrar genitales y poses que conlleven al espectador al instinto sexual mecánico- masturbatorio , en cambio el arte simplemente se dedica a la admiración de la poética del cuerpo como ejercicio.
En primer lugar debemos investigar el trabajo de los maestros, esa siempre es una guía, por ser un tema tan abordado desde la pintura y la fotografía, el eludir sitios  para sorprender a nuestros futuros espectadores  es una tarea titánica, también debemos  hacer bocetos de lo que queremos hacer, si no sabemos dibujar (yo soy de esos) se vale también tomar notas y hacer diagramas de poses e iluminación a fin de ahorrar tiempo y esfuerzo al momento de hacer la toma fotográfica. Las primeras veces que uno se enfrenta al tema son complicadas pues la costumbre indica que por lo general el encuentro con un cuerpo desnudo es parte del preludio sexual, lo que causa cierta sorpresa y hasta confusión en los noveles fotógrafos que asumen ese reto, este tropiezo se salva bastante pronto y por lo general las modelos sienten el cambio y se sienten más cómodas con su cuerpo, tanto que me ha tocado hasta regañarlas para que se vistan de nuevo.
Una vez en el estudio o en el espacio seleccionado para nuestro trabajo, bocetos o notas en mano, debemos trabajar con calma, sin apuros ni angustias, permitiéndole también a nuestra modelo proponer poses e imágenes, uno nunca sabe con qué se tropieza en ese camino, por lo general las primeras sesiones son un desastre donde se salvan solo unas pocas imágenes pero con el tiempo , la práctica y la investigación podemos llegar a realizar cosas realmente sorprendentes.
Procuren pedirle a sus modelos que lleven ropa holgada y de ser posible sin ropa interior, ¿Por qué?, simple, la ropa interior deja marcas que afean la imagen (a menos que esa sea su propuesta), esperar a que esas marcas desaparezcan consumen tiempo que muchas veces no tenemos y borrarlas con Photoshop o cualquier otro programa también consumen tiempo y energía que podemos dedicar a la creación propiamente dicha. Fíjense en los detalles del cuerpo para que le saquen mayor provecho al asunto estético, repito, eviten el lugar común, es terrible ver las millones de fotos que navegan en la red y no aportan nada a la mirada ni a la cultura.
Cuiden la iluminación, no es necesario gastar miles de dólares en equipo, basta con una buena réflex, algo de creatividad en las luces que bien pueden ser naturales o artificiales (flash, lámparas de luz continua y hasta LED de bolsillo) auxíliense con rebotadores y si su presupuesto lo permite contraten asistentes y maquilladores, de no poder ser, pues con algo básico sirve. No se confíen de los programas de retoque digital, ellos nos hacen la vida más simple, es verdad, pero mejor es trabajar de manera que la pos producción sea un asunto de creatividad y no de necesidad.

Otro punto importante lo es la ética de trabajo, hagan un documento firmado por ambos (modelo y fotógrafo) que especifique el fin de las imágenes resultantes y apéguense a esa promesa, eviten problemas judiciales pues en la mayoría de los países occidentales existen leyes que protegen a la mujer y las redes son caldo de cultivo para los problemas legales por lo indiscreto de las redes sociales. Por favor no escojan el oficio de la fotografía para seducir mujeres, me explico, si quieren ver cuerpos desnudos abran una página porno o búsquense una novia, la seriedad es parte importante de este oficio y si lo escogen para seducir o ver desnudas a las mujeres cercanas nos dejan muy mal parados a todos los profesionales serios y al final es muy feo ese asunto.
Por último, disfruten el trabajo y enriquézcanlo con lecturas y hasta hagan homenajes a los grandes, es un ejercicio que nos abrirá las puertas de la imaginación y hasta nos permitirá colarnos en espacios de creación vedados hasta ese momento, investiguen bastante, hagan propuestas nuevas, sean creativos y por supuesto muy respetuosos con sus modelos, si quieran más consejos escriban por acá o síganme en tuiter que con gusto les responderé sus preguntas.


José Ramón Briceño, 2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por http://threeway.es/



1 comentario:

  1. Un tema muy antiguo, universal y hermoso, la arquitectura humana es maravillosa especilmente en la silueta femenina, he realizado alguas fotos con desnudos, pero muy naturales sin poses sofisticadas ni decorados fastuosos, solo la naturaleza en pleno. Me gusta el tema.

    ResponderEliminar