amazon

lunes, 19 de noviembre de 2012

Fotos a la luna


Fotos de la Luna
Para hacer fotos a la Luna no se necesita una hora especial; tan solo que la Luna esté visible.  Puede parecer que la luna tiene un tamaño mayor cuando se encuentra próxima al horizonte pero, como bien se apunta en los comentarios más abajo, es solo un efecto óptico el que la Luna se vea más grande; si haces la prueba comprobaras que, independientemente del momento que elijas para hacer la foto, la Luna se verá del mismo tamaño.

Además, el hecho de que el cielo no salga completamente negro le da un atractivo adicional a la foto.No obstante, puedes hacer las fotos en cualquier momento. Simplemente, si la Luna está más alta se verá algo más pequeña.
Si tu cámara lo permite, utiliza el modo de medición puntual de la luz. Las fotos de la Luna son uno de esos casos en los que viene muy bien disponer de este modo de disparo, ya que la medición matricial o promediada que suelen tener seleccionadas las cámaras por defecto engañarán a la cámara y probablemente la Luna salga quemada, es decir, muy blanca y sin detalle como seguramente ya les ha pasado alguna vez.

Al estar el cielo muy oscuro, el medidor de la luz promedia y la luna puede salir como una masa blanca uniforme, perdiendo cualquier detalle de su superficie. Si tu cámara no permite utilizar la medición puntual, no desesperes; puedes utilizar otros modos de medición. Simplemente tendrás que realizar alguna que otra prueba hasta conseguir buenos resultados. Prueba a ajustar la exposición (baja el EV) para que la cámara subexponga. Con ello evitarás quemar la Luna.

Si tu cámara dispone de un modo de consulta en el que las zonas quemadas de la foto parpadean, te resultará muy útil para comprobar si alguna parte de la foto se ha quemado.
.

Elige la Mayor Distancia Focal que Puedas
Haz zoom al máximo con tu cámara. Cuanto mayor sea la distancia focal, más grande saldrá la luna. Es decir, mientras mayor seas la medida de tu óptica mejor se verá la luna, muchas veces nos dejamos engañar por nuestro mismo ojo, que se empeña en jugarnos bromas por aquello de la selectividad.


Enfoca al infinito
Si la cámara lo permite, coloca el modo de enfoque en posición manual para que quede fijado al infinito. Si no tienes la opción de enfoque manual o no sabes como utilizarla, intenta enfocar con la cámara en modo automático.Es probable que al hacerlo el sistema de enfoque de la cámara se vuelva loco y no consiga enfocar. Busca entonces algo que esté lo suficientemente lejos, enfócalo, y manteniendo el punto de enfoque apunta a la Luna y dispara con tu cámara.

Usa una velocidad de disparo lo suficientemente rápida
Como la luna está tan lejos, por mucho que lo hayamos estudiado de pequeños se nos olvida que la Luna está en movimiento. Gira lentamente alrededor de la Tierra. Pero no tan lentamente como para que la Luna no salga movida si no tenemos cuidado.Una velocidad de 1/160 debería ser suficiente como para que no salga movida. A partir de ahí, si utilizamos una focal muy larga, tendremos que utilizar una velocidad aún más rápida para que la foto no salga trepidada por nuestro propio pulso. Claro , en cualquier caso deberíamos de usar un trípode y jugar con el ISO de nuestra cámara, para eso los modelos más recientes tienen una alta gama de sensibilidades (desde ISO 100 hasta 3200 en promedio) lo que nos permitirá jugar con velocidades de obturación bastante rápidas en conjunto con diafragmas cerrados, lo que aseguraría bastante definición en el detalle tanto de la luna como del cielo.
Hay quienes recomiendan recomienda empezar con f:8 y 1/125 para ISO100 como punto de partida para iniciar las pruebas. Permite capturar los detalles y no quemar la toma. Un punto más de diafragma da un tono más sepia y uno menos, más blanca.

Prueba con unos binoculares o un telescopio
Una vez un amigo me enseñó unas fotos increíbles de la Luna que había hecho con su pequeña cámara compacta y unos binoculares, con esta dupla , hasta la cámara del celular aplica. Simplemente había puesto el objetivo de su cámara en el extremo de los binoculares, acoplando a mano una lente con la otra. Es una solución bastante casera y es probable que no funcione bien, viñetee o simplemente no se obtenga la nitidez deseada.


Pero desde luego no se pierde nada por intentarlo.

José Ramón Briceño,2013
@plurifotos
Articulo patrocinado por http://threeway.es/



No hay comentarios:

Publicar un comentario